Preparando un curso sobre un tema nuevo: del interés personal a la prestación profesional de un servicio

En septiembre voy a impartir un curso sobre makerspaces. Me interesa mucho el movimiento maker. Me gusta la filosofía que hay detrás, he leído bastante acerca del tema y estoy informado sobre cómo evoluciona.

He visitado algunos makerspaces (el primero en la Phoenix Public Library, en 2014) y estuve en la primera edición de OuiShare Fest (París, 2013), que incluía un montón de experiencias relacionadas con este tema. Además, me aplico los principios maker en el trabajo y en casa (no tengo un makerspace, pero a menudo uso los llamados instructables con mis hijos e intento transmitirles que la mejor manera de aprender es haciendo). Creo en el constructivismo, así que para mi ese es el camino.

Dicho todo lo anterior, necesito aprender más sobre el tema para ser capaz de crear un buen curso. Los participantes querrán crear un makerspace para sus instituciones después de que trabajemos en ello. Lo que yo ya sé sobre esto es probablemente más de lo que la mayoría de ellos saben y les ayudará, pero no será suficiente. Tengo que entregar algo más completo y profesional.

¿Qué hago cuando necesito llevar mi conocimiento sobre una materia en concreto a un nivel superior? ¿Cómo procedo si quiero aprender y adquirir capacidades suficientes sobre un tema como para poder enseñar a otros? No importa si es sobre makerspaces o sobre cualquier otro tema, la aproximación es siempre la misma: tengo que ser capaz de hacer por mi mismo más de lo que los estudiantes necesitarán hacer por si mismos al final del curso (para cumplir sus objetivos). Tengo que saber sobre ello de forma amplia y adelantarme a las posibles dificultades que puedan surgir.

¿Cómo lo consigo?

Bibliografía

Busco libros, artículos, presentaciones, notas en blogs… sobre el tema en que estoy trabajando. Aunque ya sepa sobre el mismo, quiero mirar el tema desde diferentes perspectivas (como si no supiera nada): los fundamentos, personas que explican que han hecho esto o lo otro, noticias, guías, entrevistas, etc. El objetivo es adquirir una visión completa para poder empezar a planificar el curso sabiendo que no me olvido de nada.

Videos

No es muy distinto del punto anterior, pero generalmente los videos te dan una perspectiva más práctica sobre lo que quieres aprender. Hablando sobre makerspaces, puedes ver ejemplos reales explicados por quienes los han creado (o que trabajan allí). ¿Cuál fue el proceso de creación? ¿Qué tipo de actividades organizan? ¿Cómo presupuestan?

Fuentes personales

Las personas más relevantes de cualquier tema suelen tener una presencia activa en Twitter, que es también el lugar donde es más fácil establecer contacto con ellas. Así que ahí es donde empiezo a mirar: compruebo si los autores de los libros, artículos y demás fuentes que he encontrado previamente están en la plataforma y empiezo a seguirles (o los pongo en una lista). Después completo la búsqueda usando algunos términos relevantes para el tema. Todos esos perfiles me proporcionarán un montón de información útil, y probablemente acabaré dirigíendome a algunos de ellos cuando necesite datos más concretos.

Preparación y experiencia real

Con todo eso puedo empezar a construir mi curso. A partir de un guión preparo todos los materiales didácticos, diferentes tipos de ejemplos, etc. En este caso particular, tendré que ser también capaz de crear un makerspace. Es decir… en realidad no lo crearé pero tengo que hacer como si fuera a ser así: espacio, materiales, actividades, presupuesto, etc. Aprender haciendo, ¿recuerdas? No quiero que los alumnos del curso me pregunten sobre asuntos sobre los que no sé nada o que no he experimentado por mi mismo (esto tiene sus límites, por supuesto, pero puedo minimizarlos investigango previamente sobre las dificultades que se presentan al poner en marcha un makerspace).


Así que cuando alguien me propone enseñar sobre un tema en el que no he trabajado anteriormente, no acepto ni rechazo inmediatamente la posibilidad. Antes de ello, me hago tres preguntas:

  • ¿Conozco ya algo sobre el tema?
  • ¿Disfrutaría en el proceso de aprender más sobre ello?
  • Soy capaz de adquirir el suficiente nivel de conocimiento y las habilidades necesarias para enseñar a otros? En otras palabras, ¿se puede confiar en mi para hacer este trabajo concreto?

Si todas las respuestas son positivas, mi conclusión es que tengo ante mi una excelente oportunidad y acepto el encargo.

Imagen de cabecera: Mack Male.

share...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on Tumblr0Email this to someone

Also available in | También disponible en: English